enero 05, 2006

Libros y Humanos.

Translate to: English | more...

"Los libros son de esa clase de instrumentos que, una vez inventados, no pudieron ser mejorados, simplemente porque son buenos."
Umberto Eco.

Como toda frase, simple, sencilla y concreta. Quisiera relacionar este tema con otra frase:

"La educación es cara, pero la ignorancia lo es más."
Anónimo

Platicando con mi papá en cierta ocasión (no recuerdo ni cómo es que salió el tema, si viendo una película de náufrago o soledad o qué) alguno de los dos preguntó al otro ¿qué preferirías como compañía en una isla desierta: un libro o una persona? (bueno, dando por hecho que tenemos al menos lo más elemental para sobrevivir).

Me pareció una muy buena pregunta... ¿No lo cree así apreciable lector? Hay que tomar varias consideraciones me parece. Primero suponerse en una situación parecida, ya sea un viaje en barco o avión y por azares del destino ser el único sobreviviente que llega a una costa lejana y desconocida en el mapa o quizá de difícil acceso, y por acción de la marea y oleadas llegan a nosotros los restos de ese viaje o embarcación (vaya, imaginarse como un Robinson Crusoe o el protagonista de Náufrago), y después de unos cuantas horas o días nos vemos reconocidos en una isla desierta, con clima cambiante pero aguantable para vivir y probablemente lejos de la civilización. Vuelve a hacerse la pregunta: ¿qué prefiría: un libro u otra persona?

Probablemente se preguntarán: "¿qué libro o qué tipo de libro? No necesito un libro de cocina, a menos que de todo ello deduzca recetas que pueda moldear a mi ambiente; quizá una biblia pueda servirme para recapacitar; probablemente no necesito un diccionario porque no puedo hablar con nadie y nadie puede decirme palabras nuevas; quizá no necesito un libro de política, cultura, chistes o demás, aunque quizá podría 'perder' el tiempo leyendo cualquier cosa para no enloquecer". Y puede pensarse en toda una multitud de libros, quizá nunca leídos por nosotros o algunos que nos gusten tanto: "bueno, quizá ser acompañado de uno no sea tan malo, pero si tuviera toda una biblioteca sería mejor. Pero a fin de cuentas, estoy solo en una isla desierta".

Solo. Esa palabra que consecuentemente nos hace pensar quizá no en beneficios sino desventajas: "No hablar con nadie, no amar a nadie, no tener amigos, no reir con nadie, no jugar con nadie..."

Ahora bien, serán muchas frases para un tema pero por ahí alguna vez escuchamos: "El hombre es el peor enemigo del hombre". Wow, ¿será cierto?.

Y si tuviera una persona a mi lado... ¿quién sería?, ¿sería un niño, niña, mamá, una persona del sexo opuesto muy atractiva (se vale soñar :P), un político, un cocinero, un loco drogadicto, un alcohólico, un vago, un asesino, un sacerdote, un médico...? Vaya, tiene que recapacitarse mucho, pues podemos pensar dependiendo de nuestra forma de ser que: en tal situación, bien se olvidan muchos otros problemas y podemos ser amigos para acompañarnos en tal situación y quizá poder salir, pero ¿y si no?, ¿y si esa otra persona o yo no estamos locos pero ante tales circunstancias terminaremos por estarlo?

¿A poco no es una buena pregunta? Quizá un tanto filosófica. Y es tan variable su respuesta conforme distintas variables empleemos. Si la otra persona puede ayudarnos a salir, o si tiene mejores ideas que yo, o si comparte ciertos gustos, rutinas, costumbres o ideas, o si de plano terminará por matarme él antes que puedan salvarnos o podamos lograrlo, o bien para qué queremos libros si no sabemos leer.

Mi primera respuesta fue: "Prefiero otra persona". La de mi papá: "Un libro". Pero después recapacité mucho debido a la variabilidad de las personas. Mi primera respuesta fue canalizada hacia el punto de que entre dos personas podemos contarnos historias distintas, en primera nuestra vida, o al menos inventarnos o relatarnos libros, películas, chistes, anécdotas o novelas que hayamos visto, leido o experimentado.

Una vez un maestro me dijo un comentario que a él también había llegado: "Dos libros son los primordiales en la vida: Un diccionario y Una Biblia". ¿Y si me llegaran estos dos a mi isla?

Creo que esta es de las mejores preguntas que he dejado, y quizá más gente esté interesada en mostrar sus opiniones y sus razones. Quizá alguien prefiera tener un ser inteligente de otro planeta a uno de su propia especie, están abiertas las posibilidades ;)

3 comentarios:

Aun siendo lectora empedernida, prefiero a una persona, al final de cuentas me contará, estoy segura, mas que cualquier libro, o casi cualquiera. Además podría cobijarme en ella si hace frío, hacer el amor si la cosa se presta, hacer planes conjuntos para salvarnos, reír un poco de la vida..... cosas que un libro, el mas maravilloso, no nos da.

me quedo con la persona... y si puede ser un/una cuentacuentos, mejor... sería una forma de tener dos en uno...

hyerbavuena dijo...
15 ene. 2006 20:10:00
 

¡¿un libro?! . . . no es mala idea, pero . . . no puedo discutir con un libro.