abril 14, 2005

Buscando nuevos horizontes

Translate to: English | more...

La naturaleza humana nos lleva (en algún momento e nuestras vidas) a ver "algo más", a ver algo nuevo, esa inquietud, ese interés, esa cosquilla que podemos dejar pasar, que podemos no hacerle caso, pero que sigue latente.

No sabremos quizá lo que nos espera, podemos imaginarnos, suponernos, soñar algo nuevo, pero sin razones "fuertes" o comentarios de fuentes "seguras" o cercanas, nos encontramos en una situación de: ¿y ahora qué hago?, ¿me quedo o me voy?, quiero irme pero... ¿y si no me va bien?, ¿y si pierdo más de lo que (por lo menos) "no podría perder" quedándome?

En esta vida no perdemos, siempre salimos aprendiendo algo, aún cuando sea a costa de sufrimientos y lágrimas... y desgraciadamente aún cuando para algunos sea ésta la forma en que se aprenda porque no conocen otra. ¿Cuánta gente no vive en peores condiciones?, ¿cuánto tiempo no hubo esclavitud?

Y quiero sacar este tema a relucir por ciertas dudas, ciertas interrogantes que me han estado planteando en cuanto a lo que (1) "he venido queriendo", (2) "lo que quiero" y (3) "lo que espero obtener". Además de mi supuesta "teoría" del lugar ideal.

De antemano quiero dejar unas ideas que se llegan a pensar:
"El lugar perfecto es donde está tu corazón"
"El lugar ideal es junto a la persona que amas"
"El viaje que vale más la pena es aquél que se hace acompañado por quien uno quiere"
"El lugar idóneo es aquél que nosotros extrañamos"
sin importar lo lejos o lo cerca, ni el frío ni el calor, ni la seguridad o inseguridad, ni el dinero, simplemente, aquello que mantiene feliz a nuestra alma.

Y ya se ha vuelto un poco de costumbre el tema que se trata o que se llega a tratar, pero pues si se va a caracterizar este blog creo que será porque "busca más allá", y no me parece mal. Pues bien, he llegado a pensar que:

Aprendemos a vivir en un lugar que nosotros no escogemos, y no es culpa o acierto de nadie, pues a una edad menor a unos 5 (o quizá mas, o quizá menos) años, no es posible entender el mundo, ni lo que nos ofrece, ingenua y sencillamente buscamos felicidad y satisfacer nuestras primeras necesidades mediante el juego, las preguntas, la comida, el sueño y el hacer travesuras. Y pasa el tiempo y aprendemos a hablar como "la mayoría", a saludar como "la mayoría" e insultar como "la mayoría", quizá a comportarnos de cierta forma (aprendida quizá "a la fuerza") en la casa o en la iglesia o la escuela; pero fuera, en las calles, en el parque, con los amigos, con la familia cercana, somos más libres, somos más "nosotros mismos". Pero mi punto es que: Aprendemos también lo que la gente quiere, sea BUENO o MALO, malísisisimo o sumamente bueno; lo que los demás (consciente o inconscientemente) demuestran "hacia", "con" o "para" nosotros, porque se aprende mucho del ejemplo, si es que están de acuerdo conmigo.

Quizá podamos tener una educación académica bastante buena, y cierto grado "intelectual" o ciertas habilidades desarrolladas por medio de la escuela o de práctica, quizá sabemos inglés, francés, italiano o quizá sabemos tocar el piano, el violín o la flauta, o somos buenos con el lápiz o con acuarelas o al óleo, en fin, tenemos nuestras virtudes y habilidades.

Pero aprendemos también (quizá) a "chingar" a los demás, porque a nosotros también nos "chingan"; a hacer las cosas a medias porque los demás también así lo hacen, desgraciadamente, gracias (irónica esta palabra) a ciertas personas aprendemos que no vale la pena esforzarse, ni hacer las cosas bien porque cuando se es niño a nadie le importa contratarte, a nadie puede importarle (ojo a esta palabra también) que seas sobresaliente en alguna habilidad física o mental (quizá les llame la atención, pero NO les importa a muchos), ¿por qué?, porque eres apenas un niño, porque te quedan muchos años por crecer y vivir, y (quizá) llegan a suponer que pasados unos años dejarás de ser el niño bueno, sobresaliente y aplicado que ellos conocen, porque conocerás vicios, cigarros, empezarás a salir más, a echar relajo, a tomar alcohol, conocerás o al menos sabrás de la existencia de drogas, de sitios de "adultos"... vaya, cosas malas y no tan malas como el cine, el café, la televisión, las discos, etc., y no digo que dejen de existir, al contrario, creo que deben de. (Mi postura es que debemos conocer ambos lados de la modena antes de elegir una cara en un volado, <--- jo jo qué metafórico ¿no? ;)

Y ya basta de explicación, en resumidas cuentas aprendes a ser mediocre (no digo que lo seamos todos), a no dar lo mejor de ti, y eso antes de que llegues a trabajar, si es que estudias toda una carrera profesional o dejemoslo en estudios medios o medios-superiores. Aprendes que en la calle le pueden faltar el respeto a las jovencitas con falda, con escote o bonitas, que les pueden chiflar, incluso si llevan al novio a un lado, que si llevas un carro te lo pueden rayar o robar... bla bla bla.

Ahora viene la pregunta: ¿queremos vivir así?, ¿queremos nosotros ser así?. Cuando somos niños ¿pensamos que queremos ser narcotraficantes o rateros cuando seamos adultos?. Es que acaso en una simple frase ¿aprendemos a conformarnos?.

Escribiendo esto último me viene a la mente la frase que acabo de leer recientemente:
La vida es muy peligrosa. No por las personas que hacen el mal, sino por las que se sientan a ver lo que pasa.
A. Einstein

(Léanla dos o tres veces si quieren).

Para no hacer el cuento largo y llegar al punto del título... ¿es que acaso nunca queremos mudarnos a una ciudad mejor? ¿tenemos miedo de perder lo que ahora tenemos? ¿vale la pena intentarlo? ¿queremos llegar a adultos o viejos y decir: "chin, nunca he hecho esto o aquello", "me quedé con las ganas"?

Y a pesar de todo, ¿estamos donde queremos?.

2 comentarios:

Hola. Te escribo desde Chile. Entré a tu sitio por las postulaciones al premio de los mejores blogs del diario 20 minutos.es. Me parece muy interesante lo que escribes, y creo que te sumaré a la pronta de lista de blogs preferidos que quiero tener en mi blog, gomademascar.blogspot.com, que es una columna literaria en capítulos, que narra la vida íntima de un gum taster, un catador de chicles. Ojalá sea de tu agrado, y te sigo leyendo.

Vinicio Vivero dijo...
16 abr. 2005 18:35:00
 

Que onda tavo:
Andaba navegando por el blog del juditas(Cuautle), y pos vi tu nombre con un link y lo segui y llegue a tu blog, jejeje, lo primero que pense fue "a caon este vato escribe un chingo", pero despues que lei lo que escribiste vi que era algo interesante tu punto de vista, y pues quiero comentar al respecto.
Mas allá de lo que quisiste dar a entender (o de lo que yo entendi) en tu escritura hacerca de la mediocridad de la gente en estos dias y en nuestra sociedad, pienso que cmo tu mismo dijiste hay que ver el otro lado de la moneda, y no aprender quizas a "No ser mediocre", si no a algo mas fácil a ser exitoso. A que me refiero con esto, para mucha gente el exito es: un buen carro, mucho dinero, un monton de mujeres y de mas cosas superficiales,sin embargo yo opino que el exito es entre otras cosas hacer lo que amas y estar con quienes amas, es levantarte todos los dias con una sonrisa dando gracias a Dios por la vida que llevas, y no cayendo en un estado de conformismo o ambicion, si no en un estado de bienestar, y cuando logres este estado, todo lo demas viene por añadido, osea va incluido en el paquete, si haces lo que amas es seguro que lo que sea que hagas lo haras bien y mucho mejor que la gente que lo hace por compromiso o afuerzas, y seras mejor remunerado aunque eso queda en segundo plano, pero es un ejemplo. Concluyo lo que intento decir con que el exito es un estado de armonia interno, es decir contigo mismo, y a partir de ahi es como las cosas cambian, por ejemplo no puedes esperar estar bien con las demas personas que te rodean si primero no estas bien contigo mismo, y es ahi en ese instante donde la sociedad puede cambiar, jamas te sientes a esperar una reaccion de la sociedad, o de la gente, por que si te pones a ver a la gente siempre te va a decepcionar, dicen que el corazon del hombre es malo por naturaleza, no hay nadie completamente bueno, solo hay personas bien consigo mismas, tal vez suene algo egocentrico, sin embargo es el punto de partida, por que tampoco puedes tratar de ayudar a alguien con un problema si antes no resuelves los tuyos "¿O cómo puedes decir a tu hermano: Hermano, déjame sacar la paja que está en tu ojo, no mirando tú la viga que está en el ojo tuyo? Hipócrita, saca primero la viga de tu propio ojo, y entonces verás bien para sacar la paja que está en el ojo de tu hermano" eso lo dijo Jesucristo jejej, por que es seguro que si tu estas bien la gente al rededor de ti va a estar bien, asi que aprendamos nosotros mismos a ser exitosos internamente por que sinceramente el reflejo se percibe mas alla del horizonte...(hay k mamón)