abril 27, 2005

Primera Impresión

Translate to: English | more...

No confío en la gente que se fía de las apariencias, o en las que creen completamente en ello. Creo que no es tan justo.

Porque en lo largo, corto o breve que llevo vivido, así como lo que me falta, considero que la gente "de la que uno aprende" no siempre es la que brilla por su forma de vestir, ni por la gente con que se rodea, o por su casa o su auto. Quizá pueda ayudarnos a adivinar su forma de ser, pero no es determinante.

No podemos decir que ese niño abandonado o ese niño pobre que lava los cristales de los autos no nos va a enseñar nada. Ni tampoco podemos juzgar o inferir el comportamiento de las personas por la forma en que visten.

¿Cuántos no se visten de forma distinta para ir a la disco? O al trabajo. ¿Cuántos burócratas, licenciados, ingenieros (etc...) usan un traje? ¿y realmente demuestran que saben?

Porque un traje, un audi, un bmw, una cara bonita podrán darte cierto "status", podrán darte eso que te da el dinero sólo por tenerlo, eso que la gente llama "poder" o "influencia".

El mundo está en cambio, sí, y creo que habrá una época no muy lejana (sino es que ya está) en que no importará que el gerente o el jefe vaya informalmente, porque no habrá necesidad de uniformes, o de trajes, o de formalidades, simplemente la natural camaradería y el gusto de mantenernos con vida, de tener un trabajo y desempeñarlo.

Porque no creo que las universidades deban prohibir las gorras, o los shorts, o tenis. Me parece una forma de racismo. Sí, las instituciones merecen respeto, pero también deben dar libertades que mantengan a sus miembros contentos, por un día no se acabará el mundo. Por otra parte, quizás el no permitir vestirse como uno quiera sea una forma de reprimir, reprimirse uno mismo, reprimir su libertad de expresión, reprimir sus sentimientos.

No digo que se deba aceptar como norma, pero en mi preparatoria (Escuela de Bachilleres Ricardo Flores Magón "Oficial B", Xalapa, Veracruz, México) realmente aprendí muchas cosas, que mis mejores maestros eran gente normal, que vestía casualmente, que sabía cuidar su imagen, entre otras muchas cosas que mencionaré en otros temas. En esta escuela usábamos uniforme, sí, pero los viernes eran días libres, podíamos ir de cualquier forma, bajo ciertas excepciones. Pero esto da ánimos de seguir en la escuela, de perder esa "monotonía" que hace la vida aburrida en ocasiones. No es la única forma, pero lo logra.

En resumen, lo que debemos aprender: cuidar nuestra imagen para que ésta demuestre que merecemos respeto, que tenemos presencia, que somos por fuera como por dentro, aprender que si queremos ser notados, debemos demostrar lo que somos. Pues no toda la gente ha aprendido a no fiarse de las apariencias.

Y también tener presente aquello de: "La primera impresión jamás se olvida", y mejor sí pudiéramos relacionarlo con: "Vive cada día como si fuera el último". Después de todo, a uno no le ofrecen trabajo todos los días.

Quién quita y hoy nos encontramos a esa "media naranja", a esa pareja buscada. ;)

Nota Extra: No estaría mal pensar también en la monotonía (en términos generales). O quizá en otra ocasión.

6 comentarios:

Julio César Contreras Castro dijo...
5 may. 2005 14:50:00
 

Escritor, me agrada su forma de pensar, ya que muestra una actitud positiva en sus letras, estoy de acuerdo con varios puntos de su lectura, pero en algunos no, por ejemplo, pienso que la forma en que uno vista o se arregle, si determina mucho el trato de las personas hacia nosotros, por ejemplo, en las empresas se les pide buen arreglo a sus empleados, solo imagina que tu gerente use el cabello largo, tuviera perforaciones alrededor de la cara y que aparte usara tenis, pienso que no sería correcto, aunque el fuera muy capaz en su trabajo, te daría cierta desconfianza, otro ejemplo, cuando intentas andar con una chava, está comprobado que aunque seas la persona más maravillosa del mundo, ella no aceptaría salir contigo, si tu apariencia es desagradable, aquí vendría una analogía muy escuchada, solo imagina que hay un regalo muy bonito, envuelto en perodico, lo primero que ves es la envoltura y la mayoría haría a un lado el regalo por la mala presentación y viceversa, pudiera tener la mejor envoltura, pero estaría vacío por dentro.

Hablando del estatus que recibe la gente por sus posesiones materiales, quiero relatarte un cuento que escuché hace tiempo:
Había un señor que encontró un baul de 100 monedas de oro, el señor después de esto cambió su vida, al sentirse protegido económicamente por el tesoro encontrado, el cambió de tal forma que llegó a ser otro, feliz, amoroso con su familia y totalmente tranquilo por el tesoro poseido, el lo enterró en un lugar específico, cuando murió el señor, sus hijos desenterraron el baul y lo encontraron vacio... Su vida cambió por "algo" que le daba seguridad, más bien por la idea de estar asegurado por el resto de sus vidas, por la idea unicamente.
Esto sucede con las personas que tienen cierto estatus financiero, ellos son iguales que cualquier otro ser humano, en lo que se diferencian es en la forma en que caminan, la seguridad con la que hablan, pero más que nada, por lo que tienen en la mente, todos somos iguales y todos tenemos las mismas oportunidades, solo hay que cambiar lo que tenemos en la mente.

Atte.
JULIO CÉSAR

El mejor regalo.

La oportunidad de abrir los ojos cada mañana, es el mejor regalo que uno pueda tener, si vistes de seda o de manta, si tienes un diamante o una cuenta de cristal, de nada te sirve si no eres caminante de este mundo. Creo que a veces se nos olvida agradecer por lo que tenemos, debido a que estamos muy ocupados maldiciendo por lo que no tenemos.

Estoy de acuerdo con julio cesar en algunos puntos por ejemplo o del dinero, es o no verdad que estariamos mejor si tuvieramos cada quien ms de lo que tiene nos sentiriamos mejor, hariamos las cosas que nos llenan, etc.. desgraciadamente asi es en esta vida, al menos para unos, me incluyo, y de acuerdo con paco cuautle en el sentido de agraecer que podemos abrir nuevamente los ojos, pero no nos hagamos, muy pocas veces lo agradecemos, cada quien busca estar mejor y generalmente por encima de los demas, no ayudamos, ni a nosotros mismos en muchas ocaciones.... la cultura en la que vivimos nos ha hecho asi, asi ha sido desde que empezo el trueque hace miles de años..... aunque aveces me pongo a pensar, que hay tanta gente que es tan feliz con lo que tiene,, pero verdaderamete feliz... y hay tanta que no lo es, algo les falta a cada quien. algo diferente.... ojala todo encontremos lo que nos convierta en seres felices.... lo dificil es saber que es, es como el amor. pero no hay que hacerse abajo hayq ue sonreir aunque no estemso muy felices, hay que arreglarse el vestir da mucho de que hablar...(de acuerdo con julio), y tomar todas las oportunidades que alguna sera la buena,

Good write up saturn dealerships

excelente tu comentario y muy grato encontrar a personas de la oficial y su pensamiento en la red.. saludos y mucha suerte en todo lo k hagas..
atte. alejandro Leon Architekto@hot

Saludos. Es agradable encontrar a ex-alumnos de la "Oficial B". ¿De qué generación eres? Deberías hacer un post de tus experiencias en la preparatoria.