septiembre 29, 2005

Una noche de insomnio

Translate to: English | more...

Y todo porque te vi. No me considero el ser excelente, ni perfecto ni divino, y aún así me pregunto y le pregunto a la Vida si es que me tienta, me premia o me prueba. Porque son tantas cosas, tantas y tan pocas. Porque el Destino te puso en mi camino, pero al parecer aún no me ha puesto en el tuyo, y me pregunto si el Destino me dice: "Hasta aquí te traigo, el resto es tuyo", me pregunto si solo fue un aventón, un viaje en que el Destino ha sido el conductor y yo el pasajero.

¡Y es que no sé cómo decirlo!.

No sé cómo decir ese primer hola o cómo dar esa primera sonrisa, porque es tan complicado todo, que yo puedo estar desprevenido, y de repente, magia, has aparecido cerca o quizá distante sin que te haya visto venir, sin que haya tenido la oportunidad de verte más tiempo, y ahi estás, y no sé por qué razón has hecho que mis ojos se abran un poco más, a pesar de que pensé que eras como un sol, pero eres un sol especial, porque el sol que conocía no me dejaba verlo de frente sino solo por fotografías y reflejos, a pesar de que amo el sol por iluminar mis días, lo amo ahora por dejarme verte, pero me causa asombro cómo es que tu me iluminas de otra forma, y lo haces sin que tenga ni siquiera que cerrar mis ojos, en vez de dilatar mis pupilas como el sol, haces que las abra sin siquiera proponérmelo, haces que te admire.

Y me admiro y me asombro de la perfección de la imperfección o no sé si de lo contrario, que no sé si te hace perfecta a ti e imperfecto a todo lo demás, o son esas "diferencias" de este mundo lo que te hacen destacar. A veces pensamos que el mundo es bello, pero caramba, cuando te apareces, no sé si decir que ahora es excelso.

Y es que cuando te vas parece oscurecer, pero aún cuando te vas dejas una luz, a veces grande y a veces pequeña, supongo que es para evitar la monotonía de verte siempre igual y maravillarme de verte siempre distinta, la misma, pero distinta, a veces de frente o a veces de perfil, otras sólo una parte y a veces de plano te escondes completa para que pueda imaginar y preguntarme cuán bella estás cuando no te puedo ver. Y es que ya no sé si tu recuerdo se llama luna, y tu presencia sol. Y no sé si amo la luna.

Y pensaba que los buenos actos que hacía eran para mi, pero por alguna extraña razón siento como si todo eso que he vivido lo haya hecho para ti, que aunque sé que no me conoces, es una sensación de dar, de que sepas que lo que falta también será para ti, y para mi ni se diga, pues tan sólo estar juntos será una bendición.

Y, y, y... me siento un niño a tu lado, siento como si no quisiera dejarte ir, no quisiera dejar de verte, dejar de oirte, pero cómo hacerlo si no te conozco, si esa razón que "te pone en MI camino", que me deja ver tu cara, no ha sido la misma para ti, me pone "en un extremo", pero no de frente, por eso digo que me da el aventón, porque sólo me acercó a tu calle, pero no me deja en tu casa.

Y no sé si es tentación, que debo prevenir, o eres la prueba de que Dios existe, o al menos el Cielo, que te dejó venir, o si eres ese premio que Dios me ha dado pero que debo encargarme de recoger en persona, porque nunca he sabido si he de ser digno de lo que mis sentidos me hacen creer. Y es que aunque me faltara algún sentido, siento que podría seguir reconociéndote de otro modo, y no sé de dónde siento esto, y lo que más me sorprende es que no estoy drogado, ni alcoholizado ni tengo más en mi cuerpo que aquello que la naturaleza me ha dado.

2 comentarios:

hyerbavuena dijo...
29 oct. 2005 14:23:00
 

:o !!! lindisimo, (casi me hace llorar)

hyerbavuena dijo...
27 feb. 2008 22:28:00
 

????
sometimes i think
i wish i were her